La Comoditización del CCTV: Una Analogía de la Industria del PC

Sin duda el circuito cerrado de televisión o más conocido por la sigla CCTV, es una de las áreas de la seguridad física que más se ha desarrollado en la última decada, debido a su masificación a nivel industrial, comercial y residencial. Principlamente por esta razón, hoy nos encontramos observando un proceso de comoditización de los productos de CCTV, donde las principales marcas del mercado compran sus principales componentes desde los mismos proveedores de semiconductores. A su vez, estos proveedores que ya han alcanzado una calidad técnica superior, ahora solo compiten por obtener eficiencias que les permita tener una estructura de costos menor que la competencia.

En cuanto a las caracteríticas técnicas del CCTV, el HD se da por hecho y avanzar más por el lado de la calidad del video se ve dificil, pues el CCTV con tecnología de ultra HD o ultra megapixel solo es útil para nichos de mercado, como casinos de juego, grandes estacionamientos, estadios y seguridad municipal. En cuanto a los formatos de compresión de video, mucho se ha hablado del nuevo formato H.265 que comprime con la misma calidad de imagen que el H.264, pero a una tasa de compresión 2:1 con respecto a este último, pero a un costo superior y con un mayor uso de CPU. Por otro lado, el costo de los discos duros ha bajado lo suficiente como para impedir que finalmente el H.265 pueda entrar masivamente al mercado o si termina entrando, este será solo una eficiencia más que rapidamente será absorvida por el mercado y no creará mayor valor.

La masificación de la tencología power over ethernet o POE ( alimentación eléctrica a través del mismo cable de red) en CCTV, que es además utilizada hoy por otros equipos como impresoras, telefonía IP y hardware para infraestructura de red, ha hecho bajar los costos de los sistemas basados en tecnología IP y la brecha de precios con los sistemas basados en tecnología analógica se disminuye cada día más.

La tecnología POE ya viene incluida en muchos NVR’s que tienen prestaciones muy superiores a los DVR “high end”, que todavía es posible encontrar en el mercado. Ciertamente, hay un sector de la industria que se reusa a cambiar y aun sigue pensando que puede vender equipos de CCTV a valores varias veces superior solo por tener el respaldo de cierta marcas. A su vez, estas marcas siguen contratandos “expertos en seguridad” para “evangelizar” a los instaladores sobre los beneficios de sus productos, pero la verdad sea dicha, hay muchos productos en el mercado que son lo suficientemente buenos a menor costo, y si hay algo que sabemos los que hemos trabajado con sistemas de seguridad, es que siempre se van a presentar problemas, sea cual sea su naturaleza. Por esta razón, es más conveniente contratar un buen servicio de soporte que comprar equipos de marcas “high end”.

La comoditización del CCTV no es un proceso distinto de lo que ya venimos observando hace bastante tiempo en la idustria del PC, donde hoy las grandes empresas están buscando poder diferenciarse a través de servicios como soporte técnico, implementación, seguridad de la información, consultoría, mantenimiento, modernización de sistemas y otros servicios que generan un mayor valor agregado que la venta de PC’s.

Veo que la historia se repite una vez más. La comoditización de la industria del CCTV llegó aquí para quedarse y las empresas del sector que logren adaptarse a este cambio son las que podrán sobrevivir.

Marcelo Azagra, CEO de NVS

NVS Chile